SABOR A POCO

Italiano empató 1 a 1 con Laferrere en Ciudad Evita. Perdía sin merecerlo sobre el final del primer tiempo y en el complemento lo empató. En el global, el local jugó mejor pero le faltó profundidad.

El conjunto de Zermatten igualó los dos partidos que jugó. Ante Laferrere tuvo mucho tiempo la pelota, sobre todo en el primer tiempo, pero no podía llegar con situaciones claras de gol. Italiano tuvo a Correa sólido en el arco; los tres defensores bien firmes; en Minervino y Suárez Costa las sorpresas por las bandas; en la mitad Soria todavía continúa acomodándose a la categoría y le faltó conectar algún pase en cortada para quebrar la defensa del “verde”. Arriba Brinese estuvo inconexo y Vico fue lo más peligroso que mostró el local.

Sobre el final del primer tiempo, en el descuento, la visita marcó un golazo de chilena a través de Villalba. Había sido la única vez que pateaba al arco en el partido. En el complemento Italiano salió a buscar el empate y rápidamente el equipo perdió orden, juego y poder ofensivo. En el peor momento de Italiano, llegó el empate de Vico, tras un envío desde la esquina. A partir de ahí comenzó a funcionar nuevamente el “azzurro” y volvió a acorralar a su rival que buscaba conectar alguna contra. Ahí creció Frietes y López (ambos que ingresaron en el complemento junto a Mareco) para que el equipo pueda generar mayores chances.

No le alcanzó a Italiano, que remontó un partido adverso desde el resultado, que mereció algo más pero que todavía sigue buscando ser más profundo y generar situaciones concretas de gol. El martes, por la tercera fecha, visitará a Deportivo Merlo.